Aprender Jugando

Terceros básicos se enfrentan a novedosas formas de evaluación

Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Como bien se sabe, el juego es una herramienta muy útil a la hora de aprender y, asimismo, a la hora de fomentar la capacidad creativa, pues desarrolla la imaginación, el pensamiento divergente, mejora las habilidades motoras, la concentración, la memoria, la autoestima, el trabajo en equipo, entre otros, beneficios.

Es por esta razón, que bajo esa consigna se motivó, durante el mes de agosto, a los estudiantes de los tres terceros básicos A, B y C, dIrigidos por su profesora, Miss María de los Ángeles Cortés, para que realizaran, en su sala de clases, la evaluación diversificada del control de lectura mensual "María la Dura: en no quiero ser Ninja" del autor Esteban Cabezas.

Los niños tomaron el desafío de crear un "juego de mesa" que permitiera generar un mecanismo para conocer, de una manera distinta, cada una de las divertidas vivencias de la protagonista y su entorno.

En opinión de la profesora, esta ha sido una experiencia sumamente enriquecedora. "Anteriormente, como departamento, se había hecho en cursos superiores y este es el primer año que se desarrolla, este tipo de iniciativas, con alumnos de terceros básicos y ha sorprendido gratamente observar, en cada una de las sesiones de trabajo, el esfuerzo y dedicación de los estudiantes y la gran satisfacción al ver finalizado su trabajo", nos comenta la docente.

Para finalizar esta actividad, se dispuso una sesión de juego en nuestra biblioteca, con el fin de poder probar las creaciones de sus compañeros de los otros terceros y aprender jugando este entretenido libro.